Trabajar en casa es el sueño de muchos. La idea de no ser vigilado durante la jornada laboral, no enfrentar el tránsito caótico de las mañanas y organizar los descansos a gusto, seduce a muchos. Son buenos motivos para considerar el home office, u oficina en casa, como una modalidad interesante de trabajo que mejora la calidad de vida.

En muchos países industrializados, y cuando la tecnología lo permite, el home office está siendo cada vez más adoptado, ya que ha demostrado sus beneficios para las empresas en reducción de costos y eficiencia de los trabajadores.

Pero no todo es color de rosa. El home office puede acarrear problemas con la familia, amigos y compañeros de trabajo. Para evitarlo, lea en esta nota 6 consejos que le ayudarán a trabajar con la mayor eficiencia posible.

Establezca una rutina

Sin planificación, la combinación de obligaciones profesionales y hogareñas es un problema serio para quienes trabajan y residen en el mismo lugar. Aunque puede ser flexible, es esencial que establezca un horario definido para el trabajo y otro para las tareas domésticas y familiares.

Establezca una rutina clara y adóptela. Cuando esté frente a la computadora, concéntrese en el trabajo.

Tenga un espacio dedicado para el home office

Este punto es fundamental para quienes tengan niños. Para mantener la calma con sus hijos y a la vez brindar un servicio de calidad, debe si  dudas tener una habitación en la casa dedicada solo al trabajo.

Lo ideal es que la habitación tenga un aislamiento acústico, dado que de esta manera  es más fácil mantener la concentración y dejar que fluya la creatividad.

Sea organizado

La falta de organización es uno de los mayores impedimentos para conciliar la vida profesional y familiar. Jamás deje separados o esparcidos por la casa los documentos relacionados con su trabajo. Guárdelos en bibliotecas o armarios destinados exclusivamente para ello.

Aprenda a establecer límites

Todo tiene su hora y su momento, esta premisa debe formar parte de la rutina en su hogar. Es importante explicarles a su familia y amigos que usted está cumpliendo con su horario de trabajo, igual que si estuviera en las oficinas de una empresa, y por eso no puede ser interrumpido.

Al principio, ese cambio puede no ser tan fácilmente asimilado, pero poco a poco lo comprenderán y respetarán.

Tenga un celular para el trabajo

Lo ideal es que tenga un teléfono celular corporativo para comunicarse con su empresa, clientes y proveedores; y otro para asuntos personales. Entonces, podrá decidir en qué horarios atender la demanda de cada uno.

Enfóquese

No sirve de nada pedir ayuda a los parientes y amigos, si no tiene determinación para conciliar el trabajo con las demás acciones del día a día.

Durante el horario de trabajo, olvide el uso de Internet como entretenimiento. Es necesario llevar el home office muy en serio para ofrecer un servicio de buena calidad y no dañar sus relaciones interpersonales.

¿Qué otras técnicas aplica usted en su rutina para mantener el orden en su home office? ¡Compártalas en los comentarios para ayudar a otros emprendedores!

           

Categorías: Emprender

Andrés Pérez - Tienda Online

Estudiante de marketing digital con especialización en comercio electrónico. Trabajo con redacción de contenidos sobre marketing y negocios para pymes que deseen mejorar sus ventas en la Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *