Es difícil explicar los efectos del branding en cualquier mercado. Por eso, es mejor huir de los conceptos teóricos y percibir que en la práctica, todo funciona. En el mercado de la moda, es muy común que veamos productos que son vendidos por lo que representan; por ejemplo, la marca de bolsas Céline, ellos trabajan con un diseño extremadamente simple, consiguen mantener una clientela fija que busca valores como tradición y discreción, y claro, exclusividad — las piezas no son vendidas online y son limitadas. ¡Una bolsa de esta marca puede costar hasta US$ 2.000!

Esta relación entre el valor de la marca y consecuentemente, del producto sucede porque las personas consumen no sólo el objeto en sí, pero toda una experiencia positiva que asegura la marca. En otras palabras, el cliente sabe, mismo de forma inconsciente, que él está pagando dos cosas diferentes: el producto y lo que el mismo representa.

Trabajar en el branding de su marca es una tarea esencial, principalmente cuando hablamos del mercado de la moda. Es por eso que responderemos algunas preguntas que podrán ayudarlo con el branding de su marca.

¿Mi marca necesita explicarse demasiado?

Cuando usted lanza una nueva línea de productos, ya sean camisetas, faldas, shorts, bolsas o accesorios, es fundamental pensar en el consumidor. Tome cada producto y hágase la siguiente pregunta: ¿qué me dice este artículo? Si se confunde y no sabe la respuesta correcta, puede ser una señal de que hay una cosa incorrecta.

Normalmente, las empresas del sector de la moda trabajan conceptos que envuelven muchos productos. Existe una armonía y todo se comunica de manera cohesiva, transmitiendo todos los valores sin la necesidad de una comunicación excesiva.

¿Dónde comienza el branding?

¿El branding es la marca? ¿Es el diseño del producto? ¿Es el lenguaje? Al final, ¿dónde comienza? Como vimos anteriormente, su marca precisa comunicar todos los valores y conceptos sin necesidad de explicarlo muchas veces. Esto significa que el cliente, al entrar en su tienda, absorberá las experiencias a transmitir, los diseños y la información.

Por lo tanto, todo necesita ser tomado en cuenta, desde la selección del personal hasta la manera en cómo serán aplicadas las técnicas de captación de clientes. Es necesario que exista una sincronía y una cohesión para reforzar el valor de su marca y que se puedan transmitir las experiencias correctas a su mercado objetivo.

¿Quién es el mercado objetivo?

Definir el mercado objetivo es una tarea muy importante para trabajar las estrategias de branding. Es claro que las investigaciones de mercado son indispensables. Usted necesita descubrir a quién quiere vender y saber exactamente cuáles son las empresas que dominan ese mercado. A partir de ahí, es mucho más fácil definir su diferencial y crear las experiencias que serán transmitidas a los consumidores.

En muchos casos, dividir un mercado muy grande en nichos menores puede ser una buena estrategia. Al final, lo que vale no es necesariamente crear una demanda inmensa, sino conseguir vender la experiencia de la empresa — la cual puede generar más ganancias que el producto en sí.

¿Entendió la importancia del branding de moda? ¿Todavía tiene alguna duda relacionada al tema? ¡Deje sus preguntas en los comentarios!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *