“Cuando crees en ti mismo, otras personas empezaran a creer en ti también”. Esta es una de las principales frases de #Girlboss, best-seller que narra la historia de Sophia Amoruso y la creación de Nasty Gal, negocio en línea de moda que factura millones. Pero ¿cuál es el secreto de Nasty Gal para alcanzar ese nivel de suceso? Afortunadamente, Sophia Amoruso es una CEO interesada en compartir esos secretos, y nosotros seleccionamos algunos de los principales para usted.

La historia de Nasty Gal

Sin dinero y acostumbrada a comer bagels de la basura, Sophia Amoruso había sido despedida del trabajo y descubrió que tenía una hernia discal. Sin poder pagar el tratamiento, consiguió un empleo fastidioso para obtener un plan de salud.

Trabajando en la puerta de una escuela de artes, Sophia navegaba por la internet y se encontraba con diversas invitaciones de tiendas vintage. Ávida por tiendas de segunda mano y bazares, percibió que tenía vocación para montar tiendas más atractivas, ya que la mayoría de ellas no se preocupaba por la identidad visual o con el atractivo fashion de la cultura vintage.

En 2006, Sophia fundó Nasty Gal Vintage, con un nombre inspirado en su álbum favorito de la cantante Betty Davis. La elección no fue tomada a la ligera, con el nombre, Sophia transmitía en la marca el espíritu de una mujer fuerte y osada.

El crecimiento de Nasty Gal

De acuerdo con Sophia, Nasty Gal Vintage generó ganancias desde el comienzo. En 2011 sus ingresos eran de 28 millones de dólares. En 2012, la facturación total ya era de 100 millones de dólares. Hoy, Nasty Gal atiende consumidores en 150 países y tiene 2 tiendas físicas las cuales son visitadas por celebridades como Lena Dunham y Kendall Jenner.

Los secretos de Nasty Gal

Atención al cliente

La filosofía de Nasty Gal es la siguiente: “mantenemos a los clientes en el medio de todo lo que hacemos. Sin los clientes no somos nada.” El cuidado con los clientes es uno de los principales diferenciales de la marca.

Cuidado com las entregas

Antes de enviar el pedido a sus clientes, Sophia verificaba pieza por pieza, colocando las etiquetas cuidadosamente y evitando desarreglos.

Esfuerzo en el diseño de la página

Además del buen diseño, las descripciones de los productos eran detalladas y sinceras, y los términos de búsqueda eran pensados con dedicación. Amoruso también se preocupa mucho con la identidad de la marca. El sitio web inicialmente era manejado por ella misma, fue lanzado en 2008 y fue meticulosamente diseñado para que los thumbnails exhibieran con la mejor calidad posible la ropa que vendía.

Hoy, Nasty Gal ofrece colecciones propias y líneas de diseñadores nuevos, en sintonía con lo que los millennials quieren.

El trabajo de Sophia Amoruso

Sophia Amoruso se preocupó en transformar su historia de vida en una lección para otras mujeres en el mundo que desean convertirse en dueñas de su propio negocio. Además de escribir #Girlboss, la CEO también creó Girlboss Foundation en donde divulga y comenta iniciativas de mujeres innovadoras por el mundo.

¿Vio cómo un ejemplo de tienda virtual de moda puede ser inspirador para su carrera? Si le gustó este post deje su comentario y aproveche para leer los consejos para vender más en tiendas virtuales de moda.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *