Tener control del stock de los productos de su e-commerce es fundamental para garantizar la mejor atención a sus clientes. Una gestión de inventario organizada y eficiente asegura el cumplimiento de todas las solicitudes sin retrasos en la entrega. Así, sus clientes estarán más satisfechos y serán más propensos a la fidelización.

¿Tiene problemas con la logística de su negocio? ¿Funciona de forma correcta pero cree que aún puede mejorar? ¡No se pierda estos 3 puntos a continuación para optimizar los procesos de su e-commerce!

Los tipos de stock para el comercio electrónico

Antes que nada, debe definir qué tipo de negocio implica su comercio electrónico. Puede tener una alta demanda, o una gran variedad de productos, o confeccionar cada producto a medida.

Existen 2 formas de stock que los e-commerce utilizan con mayor frecuencia:

El drop shipping

En este caso el comercio tiene un stock vacío, es decir, compra sus productos cuando surgen los pedidos. Este modelo es un tanto arriesgado, ya que muchos proveedores podrían tener retrasos en la entrega de sus productos, o haberse quedado sin stock.  En consecuencia,  se retrasaría  el envío al consumidor final.

El drop shipping es indicado para quienes comenzaron a emprender recientemente y aún no tienen capital para invertir en grandes existencias. Los más importante es elegir proveedores de confianza y también definir plazos de entregas realista para sus consumidores.

La acción tradicional

Es utilizado principalmente por e-commerces que tienen una gran demanda de pedidos. En este modelo se adquieren los productos con antelación y se almacenan. Vale mencionar que para ello es necesario tener un espacio físico compatible con el tamaño de su stock.

El mapeo de flujo de la acción tradicional

Hacer un mapeo de flujo es fundamental para el control del stock. Para confeccionarlo, debe analizar el histórico de ventas, que le dará una idea de la demanda de cada producto y su plazo de reposición.

Esta es una estrategia para los negocios que hagan una gestión tradicional del stock. Gracias a ella, podrá saber qué producto vende más y cuál es la frecuencia de pedidos. Es importante resaltar que los períodos de temporada alta de ventas deben tenerse en cuenta a la hora de montar su flujo de inventario.

La curva ABC

Hay un modelo de control de stock conocido como curva ABC, en el que es posible mapear y definir qué productos tienen mayor demanda. Para ponerlo en práctica, debe analizar el giro de stock, la proporción sobre la facturación y el margen de beneficio en un determinado período. Todo esto en orden decreciente.

A partir de eso, los productos se definen en 3 clases:

  • La clase A, que son los productos de mayor demanda, en promedio el 50% de los pedidos.
  • La clase B, que son los productos de demanda moderada, en promedio el 30% de los pedidos.
  • La clase C, que son los productos de poco giro, en promedio el 20% de los pedidos.

 

El e-commerce no se vale solo de un sitio web. Hay mucho trabajo detrás de lo que se ve en la pantalla. Es necesario tener una gestión eficiente de la logística y prestar atención al inventario.

¿Qué le parecen estas técnicas de gestión? ¿Ya las había implementado? ¡Deje sus dudas y sugerencias en los comentarios!

Categorías: Logística

Andrés Pérez - Tienda Online

Estudiante de marketing digital con especialización en comercio electrónico. Trabajo con redacción de contenidos sobre marketing y negocios para pymes que deseen mejorar sus ventas en la Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *