Internet transformó las relaciones comerciales entre las personas. En todo momento hacen transacciones, no importa si ocurren por el Mercado Libre, Amazon o redes sociales. Sin embargo, es importante considerar la seguridad y el profesionalismo, ya los pequeños detalles dan credibilidad a su negocio.

Hoy en día, se puede vender por casi cualquier medio. Hasta Facebook desarrolló su propia plataforma de ventas. Suena interesante la posibilidad de hacer crear una comunidad, atender a los clientes y medir algunos datos por un costo mínimo. Así y todo, las redes sociales no son el formato más apropiado para transmitir seguridad a los clientes.

¿Sabe usted cuál es la tienda virtual perfecta para su negocio? ¡Siga leyendo y descúbralo!

Divulgación por medio de marketplace

En un principio, muchos comercios optan por este modelo, ya que estas plataformas funcionan como un shopping mal inmenso. Hay muchas tiendas, muchos consumidores navegando y en ocasiones no se paga nada para registrar los productos.

Ahora, la cuestión es qué imagen desea dar a sus clientes. Estas plataformas funcionan bien como un apoyo, pero no como medio principal de ventas. En formatos así, las tiendas compiten muy ferozmente y eso acaba ocasionando que su compañía tenga poca visibilidad. Ante tantas opciones, es más complicado que el cliente llegue a su tienda, a menos que usted pague para obtener tal servicio. Además, en muchas ocasiones las formas de pago son muy limitadas, un detalle que puede dificultar las ventas.

Desarrollar su tienda virtual con empresas que dan soporte

Este tipo de plataformas dan un soporte mejor, lo que le deja más tiempo para enfocarse en otras actividades, como marketing digital. Es decir, las herramientas ofrecidas en esas plataformas logran una gestión más equilibrada. También dan la posibilidad de integrar la tienda con las redes sociales de la empresa.

Otro punto a favor es la seguridad. Estas plataformas generalmente protegen tanto los datos de los clientes como los suyos. El diseño adaptativo es otra característica a favor, porque se adapta a los diferentes dispositivos y esto genera mayor flexibilidad para el cliente.

Por otro lado, ofrecen una mayor variedad de formas de pago, por lo que aumenta la probabilidad de realizar ventas. Entonces, por lejos, este es el modelo más adecuado si desea exponer sus productos de una manera más profesional, mientras no le importe usar una plantilla prediseñada para su sitio.

Crear su propia tienda o trabajar con una plataforma que preste el servicio

Si los modelos de las plataformas no son suficientes porque su tienda está vendiendo más allá de la capacidad que el sistema puede soportar, entonces, es el momento de pensar en una estructura propia. Esta opción es viable para empresas que tienen un gran caudal de ventas. Para los pequeños y medianos negocios, crear una estructura propia puede ser una iniciativa demasiado costosa.

Puede optar por una estructura de código abierto. Estos códigos se pueden liberar de manera gratuita, pero después de eso tendrá que pagar a un profesional para dar continuidad al desarrollo de su tienda. Eso es realmente muy costoso y si decide comprar la licencia de un software, el costo es aún más elevado.

Por lo tanto, si su negocio está recién empezando o tiene las características de una pyme, este formato probablemente no es el indicado. En ese caso, el tipo de tienda virtual preferible es el formato que le brindan las plataformas de e-commerce, que ofrecen además herramientas para seguridad, gestión y SEO.

 

¿Cuál de estos modelos cree que es más indicado para su negocio? ¡Deje sus dudas y sugerencias en los comentarios!

 


Andrés Pérez - Tienda Online

Estudiante de marketing digital con especialización en comercio electrónico. Trabajo con redacción de contenidos sobre marketing y negocios para pymes que deseen mejorar sus ventas en la Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *