Si usted tiene una tienda virtual y todavía no aplica pruebas A/B, es necesario que empiece a familiarizarse con ellas. Las pruebas A/B demuestran cómo los detalles de su página pueden hacer toda una diferencia para impulsar las ventas. ¡Siga leyendo esta nota para saber más!

¿Qué son las pruebas A/B?

Las pruebas A/B son una herramienta que permite saber con precisión qué cosas necesitan ser mejoradas o reformadas en su plataforma, gracias al análisis de la experiencia del usuario. Se trata de una prueba que permite definir qué versión del sitio agrada más a los usuarios y cuál es la mejor manera de aumentar la tasa de conversión y las ventas.

Google, por ejemplo, comenzó a realizar estas pruebas en 2000, los ingenieros del buscador querían saber el número ideal de resultados por página de búsqueda. Entonces, tuvieron la idea de dividir a los usuarios del servicio, que pasaron a encontrar 10, 20, 25 o 30 enlaces por página. De esta forma, ellos lograron entender el comportamiento de las personas y comprobaron que la mejor opción sería presentar 10 resultados. Otros grandes nombres de Internet que también utilizan pruebas A/B son eBay, Netflix y Amazon.

¿Cuál es su objetivo?

Las pruebas A/B sirven para comparar el rendimiento de 2 o más versiones de una sola página. El objetivo es descubrir cuál presenta mayor tasa de conversión.

Con este método, el comerciante puede descubrir las preferencias de los, determinar sus patrones de comportamiento y con esa información crear un entorno digital mucho más agradable para el usuario.

¿Cómo funcionan las pruebas A/B para el comercio electrónico?

Varias plataformas de e-commerce hoy ya incorporaron esta función, pero si ese no es su caso, Google le permite aplicarlas. Google Analytics Content Experiments es una herramienta gratuita para la realización de pruebas A/B. En ella, las pruebas se pueden realizar con varias versiones de una misma página, y los resultados aparecen en la propia interfaz de Google Analytics.

En esta herramienta, usted consigue:

  • Comparar el rendimiento de 2 o más páginas
  • Definir el porcentaje de muestra
  • Determinar los objetivos específicos para los objetivos de conversión
  • Ser notificado por e-mail sobre todo el proceso

 

Pequeños cambios y detalles pueden estar restringiendo su éxito, es por eso que no puede quedarse sin experimentar con pruebas A/B en su sitio. ¡Entonces, manos a la obra!

Si le interesa este tema, puede leer también sobre cómo usar las pruebas A/B para evaluar los resultados de su tienda virtual.

 

Categorías: Test A/B

Andrés Pérez - Tienda Online

Estudiante de marketing digital con especialización en comercio electrónico. Trabajo con redacción de contenidos sobre marketing y negocios para pymes que deseen mejorar sus ventas en la Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *