Usted que es el propietario o administrador de un e-commerce, ciertamente invierte tiempo y dinero en la adquisición del tráfico para aumentar sus ventas en la tienda. Pero, ¿ya analizó la capacidad de sus páginas para convertir los visitantes de su página en clientes?

Aumentar la capacidad de conversión de las páginas es el foco de una estrategia que está ganando cada vez más espacio en el campo del marketing digital: el CRO (Conversion Rate Optimization), u Optimización de Conversión.

Si usted invierte en atracción de público, seguramente se preocupa también por la capacidad de convertir este público en clientes. Si no tiene este objetivo, el dinero que invierte en los medios de comunicación se le va a escurrir entre los dedos.

El proceso de optimización de conversión envuelve una serie de técnicas y factores que van a influenciar positivamente a los usuarios para conseguir que sean clientes, cuando es dirigido de forma sistematizada es claro.

En el post de hoy vamos a hablar de las pruebas A/B, que ayudan a medir lo que funciona y lo que no funciona en el proceso de conversión. ¡Vamos!

¿Qué es un test A/B?

El test o prueba A/B es la forma más segura de medir la eficiencia de los cambios en la interfaz de una página web, incluso de dos versiones diferentes de una misma página, para garantizar que cualquier cambio realizado colaborará para el aumento de conversión del sitio web, antes de tornar oficial esta nueva versión de la página.

Cuando usted administra pruebas A/B antes de promover cambios en su sitio, usted abandona el campo del “creo” y comienza a pautar sus decisiones en datos estadísticos sobre el desempeño de las versiones de páginas probadas. Meditando el impacto de los cambios realizados en el KPIs como nuevos registros, descargas y también transacciones, usted garantiza que todos los cambios realizados en su sitio generarán resultados positivos.

Sin realizar pruebas, ¿cómo se definen cambios en la interfaz de sus páginas? 9  entre 10 profesionales del área se orientan por opiniones personales, las cuales fatalmente estarán a menudo equivocadas. No corra ese riesgo, pruebe sus hipótesis antes de implementarlas. A continuación veremos cómo, es muy simple.

Cómo realizar el test A/B

Implementar el test A/B en su sitio web es una tarea relativamente simple. Herramientas como el Visual Website Optimize y Optimizely realizan todo el trabajo: desde la implementación, incluido ediciones visuales dentro de las herramientas, hasta el análisis estadístico de los datos para apuntar la versión ganadora de cada test.

Informe de test en curso en Optimizely

Las pruebas se pueden realizar con cambios que varían desde pequeños detalles en una página, como el cambio del call action o del color de un botón, hasta split-tests con dos versiones completamente diferentes de una página.

En la estrategia de CRO, consideramos que toda página puede siempre ser mejorada. En este sentido, usted también puede pensar en mantener su sitio en un proceso constante de mejora, ejecutando pruebas frecuentes. Con la facilidad que las herramientas ofrecen, no hay porque dejar de implementar mejoras.

Recuerde que incluso pruebas de baja complejidad pueden presentar resultados significativos para su negocio. Piense:¿El 10% de aumento en su facturación sería relevante para usted? Esto no es difícil de alcanzar. ¿Qué decir entonces del 153% de aumento en conversiones en la imagen de arriba? Esto también es posible.

¡Cree pruebas y vea cómo los resultados pueden ser sorprendentes! ¿Alguna duda? ¡Coméntela con nosotros!

Categorías: Test A/B

Andrés Pérez - Tienda Online

Estudiante de marketing digital con especialización en comercio electrónico. Trabajo con redacción de contenidos sobre marketing y negocios para pymes que deseen mejorar sus ventas en la Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *